Todo lo que necesitas saber acerca de la motocicleta eléctrica

Un vehículo eléctrico no se refiere exclusivamente a los coches, en la actualidad existe una gran variedad de motocicletas eléctricas que ofrecen la posibilidad de hacer tus desplazamientos diarios entre otros grandes beneficios a sus usuarios y al medio ambiente, como ofrecer cero emisiones de gases tóxicos.

¿Qué es una motocicleta eléctrica?

Todo evoluciona, así como las cerraduras que te muestra el cerrajero Sant Joan profesional, que están las mecánicas y ahora las digitales o electrónicas, también ocurre con otros equipos más grandes, como las motocicletas.

Las motos eléctricas son esos vehículos que emplean un motor eléctrico con una capacidad de realizar hasta 70 Km sin necesidad de realizar alguna recarga.

Se pueden encontrar en el mercado aquellas con baterías de plomo, que son los modelos convencionales, y los más modernos que cuentan con batería de litio y pueden superar los 100 Km de autonomía.

Vale mencionar que la duración de las baterías de este medio de transporte va a depender de la carga energética, el peso que trasladan, las condiciones de la vía que transitan y la manera de conducir del usuario.

Ventajas

Las motos eléctricas han evolucionado en comparación a los primeros modelos, así que una de las ventajas es que existe versatilidad en los modelos disponibles en el mercado, pero existen muchos otros beneficios.

Entre las ventajas predilectas de los usuarios, es que ya no deben dirigirse a las estaciones convencionales, aparte que recargar una motocicleta eléctrica es mucho más económico que llenar el tanque de una motocicleta que requiere gasolina.

Por otra parte, este tipo de vehículos requieren un mantenimiento más simple que las motos tradicionales y mucho más limpio, por ejemplo no requieren reemplazos de aceite. Además estas no emiten el característico olor a combustible que emanan las demás.

Desde el punto de vista ecológico, las motocicletas eléctricas son silenciosas, y no generan emisiones contaminantes. Por otra parte, también implican un ahorro económico, porque no requiere el impuesto municipal de circulación, el cual está asociado a los vehículos de tracción mecánica.

Desventajas

Pero como todas las maravillas del mundo, siempre existen factores que podrían no resultar ser tan agradables para sus usuarios. Por eso es importante conocer las desventajas, antes de desilusionarse de un producto después de tenerlo en casa.

Una de las mayores desventajas, es el costo del vehículo, este es mucho más elevado al de las motocicletas tradicionales, claro… debes evaluar el ahorro que tendrás en el combustible, pero su primer gasto es superior a otros vehículos.

Aun las ciudades se están dotando de puntos eléctricos, por lo que es posible que sea difícil encontrar una toma de corriente pública, y su tiempo de recarga es más largo que llenar el depósito de una moto tradicional.

La velocidad que pueden alcanzar este tipo de motocicletas suele ser menor que el de las otras motos, y su batería disminuye su capacidad en épocas de frío, sin mencionar que el tiempo de vida útil de esta batería es limitada, así que va a requerir su reemplazo con cierta frecuencia, dependiendo de la utilidad que se le de a la moto.